l realismo en los videojuegos es un tema que levanta pasiones, sobre todo entre los gamers más acérrimos.

Los jugadores considerados más "hard" constantemente desean adquirir el modelo de tarjeta gráfica mas potente que sus posibilidades económicas les permitan. Y del mismo modo, los principales fabricantes de tarjetas gráficas, nVidia y AMD, mantienen una competición frenética para ofrecernos continuamente nuevos modelos que aumentan la capacidad de procesamiento de las GPU(procesador de tarjeta gráfica) y por tanto capaces de generar unos gráficos cada vez más realistas.

Pero, ¿hasta que punto queremos que los gráficos de los videojuegos se parezcan a la realidad? ¿Deseamos verdaderamente que parezcan los de una película?.

En mi opinion, una de las razones de ser de los videojuegos es el de ofrecernos experiencias que la realidad no puede darnos y por tanto, como toda forma de ocio, suponen un modo de escapar a nuestro quehacer cotidiano: viajar por el espacio, matar zombies o conducir a toda veolocidad son actividades que normalmente no podemos realizar pero que los videojuegos son capaces de hacernoslas sentir. Por la misma razón, el sumergirnos en mundos que difieran estéticamente de la realidad nos resulta tanto más gratificante cuanto más divergen de lo cotidiano y esto no se consigue elevando el realismo a la máxima potencia.

El que un gráfico sea creible no significa que tenga que ser realista; el problema es que, la mayoría de las veces, se confunden ambos conceptos.

Se podría decir que aunque los gráficos de computadora lleguen a ser fotorealistas las actividades que podremos realizar con los videojuegos seguiran siendo un modo de escapar de la realidad y por tanto continuarán cumpliendo el objetivo escapista antes mencionado.

Sin embargo creo que, la mayoría de las veces, lo que el jugador desea es sumergirse en un mundo que no tenga nada que ver con la realidad; uno de los grandes alicientes de los videojuegos es, precisamente, que no son reales. No estoy en contra de que las GPU soporten cada vez mayor carga de polígonos pero si del hecho de que esto se traduzca en unos gráficos hiperrealistas porque creo que no es un objetivo del gamer en su experiencia.

mi modo de ver, unos gráficos de ordenador excesivamente parecidos a la realidad degradarían, en cierto modo, la experiencia que busca el jugador en los videojuegos y creo que sería un tremendo error.

Además esta la llamada teoría del "Valle inquietante". Según esta teoría cuando un gráfico de computadora se parece a algo humano genera en el observador un efecto positivo y empático; este efecto va en aumento según se avanza en realismo, hasta que llega un punto en que la respuesta del observador cambia repentinamente y se transforma en una sensación de repugnancia. Sin embargo, si continuamos avanzando en realismo superando ese bache, la respuesta del observador vuelve a cambiar y se vuelve a obtener un efecto positivo y empático.

Ese "punto de repugnancia" lo podemos constatar en peliculas como "Beowulf" y "El Expreso Polar" donde hay gráficos de computadora que generan ese efecto. La clave estaría en no llegar a ese punto o superarlo.

Todo esto significa que, si se sigue incrementando el realismo en los gráficos de los videojuegos, estos tendrán que llegar a ser tan fotorealistas como los de una película con actores humanos reales porque de lo contrario podrían generar un efecto de rechazo en el usuario.

En cualquier caso, se llegue o no al fotorealismo en los gráficos de los videojuegos, creo que, con la tendencia actual, se podría perder mucho por el camino; perderiamos en imaginación al crear mundos, al diseñar experiencias y al disfrutarlas. En definitiva, estaríamos encorsetados por la realidad y los videojuegos ya no podrían transmitir las sensaciones que, hasta el día de hoy, son capaces de hacernos sentir.

Por todo lo dicho, no me parece mal que las tarjetas gráficas sigan ofreciendonos cada vez más carga de polígonos, aunque esto tiene su límite, pero estoy en contra de que los gráficos de los videojuegos lleguen a ser fotorealistas.

Soy optimista y creo que el poder de la imaginación mueve el mundo y, también en este caso, triunfará frente al realismo excesivo en los videojuegos.

Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8