a controversia de si los videojuegos son o no perjudiciales para salud, en especial los videojuegos violentos, es un tema que se debate constantemente y por ello creo que merece un espacio en mi Web.

Lo primero que hay que dejar claro al hablar de los efectos de los videojuegos en la salud, es desterrar la idea de que nos referimos únicamente a los efectos que éstos tienen en niños o adolescentes; el jugar a videojuegos es una forma de ocio que puede gustar o no, pero es algo a lo que uno puede prestar su tiempo independientemente de la edad que se tenga.

Se suele asociar videojuegos con infancia debido, probablemente, al verbo "jugar"; de manera casi inconsciente tendemos a creer que el que "juega" ha de ser niño porque el adulto se dedica, o debe dedicarse, ya a cosas mas serias donde el juego es una etapa superada. Es un tremendo error que he visto cometer incluso a sicólogos, porque el "juego" es algo que, de una forma u otra, hacemos en innumerables ocasiones de nuestra vida diaria, y resulta imprescindible para manterner una adecuada salud mental.

Por tanto, lo primero que hay que aclarar es que "jugar" no es algo exclusivo de los niños: todo el mundo juega y jugar es sano, y es por ello que el usuario del videojuego puede ser cualquier persona, independientemente de su edad.

Las voces alarmistas sobre los efectos nocivos de los videojuegos suelen partir de sujetos que desconocen por completo el medio y nunca lo han experimentado; se trata, en definitiva, del miedo a lo desconocido que todo ser humano tiene y es por ello que no se le debería prestar demasiada atención. El problema es que son demasiados los que alzan su voz, por pura ignorancia, contra esta forma de entretenimiento, en especial gente con cargos de responsabilidad política que propician que su mensaje de miedo se extienda por toda la sociedad.

La realidad, sin embargo, es que los estudios serios que hay sobre el tema nos indican todo lo contrario: los posibles efectos nocivos de los videojuegos se derivan de un uso descontrolado o abusivo de éstos, pero en condiciones normales producen, en general, un aumento de la capacidad cognitiva.

Entre los efectos positivos demostrados que tienen los videojuegos están: mejora de la agudeza visual, mayor velocidad de respuesta ante situaciones imprevistas, mejora de la memoria, mayor agilidad al cambiar de tarea, menor posibilidad de distracción al prestar atención a algo, mejora de la capacidad espacial y cambios positivos en el sistema neurologico del jugador si los retos cognitvos del juego son cada vez mas difíciles y si éste es prosocial.

uriosamente los videojuegos que salen mejor parados son los que tienen peor fama. Los juegos de acción, entre los que se incluyen los que son violentos, son los que proporcionan un mayor aumento de habilidades y capacidad cognitiva debido a la exigencia de una respuesta rápida por parte del jugador.

Sin embargo esto no quiere decir que sea aconsejable atiborrarse sin control de videojuegos violentos: parece haber una relación directa entre jugar mucho a este tipo de juegos y un aumento de los pensamientos agresivos, sin que esto quiera decir que uno se pueda convertir en un criminal. En mi opinión es un efecto adverso derivado del abuso y no del uso normal de este tipo de software y que podría darse, sobre todo, entre usuarios no adultos.

Pero el hecho de que determinado software no sea adecuado a ciertas edades no quiere decir que haya que censurarlo o hacerlo desaparecer; recordemos que los videojuegos no van destinados únicamente a los niños y por tanto son los encargados de la educación de estos los que deben poner los medios para que no accedan a este tipo de juegos. Para este cometido hay un sencillo sistema de calificación por edades en todos los juegos que salen al mercado.

En cualquier caso, un videojuego nunca alcanzará las cotas de violencia que puede llegar a tener una película por la sencilla razón de que en ésta última participan personas reales y en el videojuego no. Me resulta curioso como la misma gente que se lleva las manos a la cabeza con los videojuegos violentos son a la vez increíblemente permisivos con la violencia en el cine.

Nadie se hace criminal por jugar a videojuegos; el estar pegando tiros durante varias horas con el ordenadador o videoconsola no genera la necesidad de salir a la calle a matar gente y quien diga lo contrario miente. En mi opinión, la alarma creada alrededor de los videojuegos calificados de violentos esta totalmente injustificada.

Por otro lado no resulta sensato que padres, profesores y en general, aquellos que tienen alguna responsabilidad en la educación de nuestros menores descarguen el peso de sus defectos en ésta tarea culpando del problema a los videojuegos. Hemos de ser más honestos con nosotros mismos y no buscar chivos expiatorios.

Por todo lo dicho creo que los videojuegos, en general, producen efectos positivos para la salud siendo el abuso y no el uso normal de éstos lo que puede llegar a provocar algun efecto adverso.

Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8